NEXO

7 consejos para cuidar las baterías de móviles

Cada vez estamos más rodeados de diferentes tipos de dispositivos (móvil, tablet, ordenador portátil, Smart Watch, consola portátil, etc.) y todos tienen una batería con una vida útil de X ciclos. Sí, las baterías de móviles tienen entre 300 y 500 ciclos completos de carga, mientras un ordenador portátil ronda los 1500 ciclos.

Tanto si has comprado un dispositivo nuevo como si quieres empezar a mantener el que ya tienes, debes prestar especial atención a la batería y al uso que le das.

¿Cómo cuidar las baterías de móviles?

Hace unos años este tema tenía menos importancia porque las baterías de móviles eran extraíbles y podíamos cambiarlas nosotros mismos en unos pocos segundos, pero ahora eso ya no es tan fácil y si la nuestra ha perdido su eficiencia y/o nos dura pocas horas, tendremos que ir a un profesional y pagar el doble por cambiarla (el precio de la batería + la mano de obra).

1. Ni cargar por completo, ni dejar que se descargue al principio

A much@s se nos quedó grabada la enseñanza de, la primera vez cargar por completo la batería y/o dejar que se descargase. Surge a raíz de los primeros teléfonos móviles a finales de los años 90 y quizás, se le quedó en la memoria a tus padres y ellos te lo transmitieron. No es algo incorrecto, pero sí obsoleto. Es un falso mito.

Lo que sí podría ser de ayuda es descargar del todo las baterías de móviles para cargarlas por completo una vez cada 2 ó 3 meses, pero no por alargar su vida si no por sincronizar el indicador de batería del sistema operativo y conseguir así un porcentaje exacto.

El motivo es que los teléfonos antiguos utilizaban baterías de móviles de niquel-cadmio como componente principal, y eso conllevaba al famoso “efecto memoria”, que reducía la capacidad de las baterías a largo plazo. Hoy en día tenemos las baterías de móviles de litio que simplemente desconectan el flujo de entrada cuando detectan que ya están cargadas al 100%.

2. Mantener las baterías de móviles entre el 30 y el 80% de carga

¿Por qué? La batería de litio sufre mucho cuando sus iones están cargados del todo y/o por debajo del 20%, debido a estar forzando y degradando las celdas de iones que la componen. A este efecto se le llama “estrés de la batería” y los expertos recomiendan evitarlo para no acortar su vida útil.

Existen APPs que sirven para llevar un control exhaustivo del porcentaje de las baterías de móviles, que establecen mínimos y máximos para que tu móvil pueda mantenerse entre el 20% y el 80% que comentábamos, pero puede que necesites rootear tu móvil para instalarlas si eres un usuario Android. Sin embargo, esta opción está incorporada en tu móvil si eres un usuario de Apple y tienes iOS13 o superior.

APPs para controlar baterías de móviles

  • Battery charge limit
  • Battery charge notifier

 

baterías de móviles descargadas

3. Los ciclos de carga ya no son importantes

En las baterías de litio, como hemos explicado anteriormente, no hay que preocuparse por hacer cargas completas del 0 al 100, si no por conocer cómo funcionan ahora, cómo funcionaban las antiguas de Cadmio y saber que a partir de 300-500 ciclos de carga las baterías pierden 1/5 de su operatividad.
Es decir, tras el primer año y medio de vida de un móvil y suponiendo que lo carguemos todas las noches, su batería ya habrá cubierto con seguridad esta vida media y se acortará un 20% el tiempo de durabilidad.

¿Y sabes cuándo se considera un ciclo completo de carga?
Cada vez que suma una carga del 100% de batería: si un día cargas el 50%  solo contará ese 50%, y no el 100%. Y lo mismo si al día siguiente solo cargas el 80%.

4. Calibrar las baterías de móviles con tu SO

Para calibrar las baterías de móviles con tu sistema operativo, tienes que empezar por dejar que se descargue al 0% hasta que se apague automáticamente, y dejar el móvil apagado unas 4 o 5 horas para que se eliminen los posibles excesos residuales de batería.
Para finalizar, carga de nuevo hasta el 100% PERO sin encender el móvil, mantenlo apagado en todo momento y no lo toques para que este proceso pueda ser fructífero de verdad.

5. No uses el móvil mientras está cargando

Las razones son muy sencillas: las altas temperaturas son fatales para las baterías de mñoviles. Al cargarlo aumenta mucho la temperatura (sobretodo si usamos la “carga rápida” o la inalámbrica).
Hay expertos que dicen que, en pleno siglo XXI, este consejo es una leyenda y las baterías actuales no tienen este problema. Nosotros decimos que es cierto, pero eso solo pasa cuando las condiciones son óptimas (batería en perfecto estado de uso, cargador adecuado y en perfecto estado, etc.). Para el resto de casos es mejor que lo comprobéis por vosotros mismos, ya que es un trámite muy sencillo de probar: usa tu móvil mientras se carga y vigila si la temperatura sube notablemente o no, y sé tu quién decida si este consejo es bueno o no.

teléfono móvil cargando

 

6. Evita los cargadores de baja calidad

El motivo de daros este consejo es el mismo del anterior: los cargadores baratos nos salvan de apuros pero triplican la temperatura de nuestros móviles y no te ofrecerán calidad. Es mejor comprar cargadores originales y/o recomendados por el fabricante, donde muchos te dan opciones de cargas para calentar menos el dispositivo.

Consideramos que este es el mejor consejo de todos los que te hemos dado, porque los demás solo cambiarán un par de meses más o menos la calidad máxima de tu batería, pero unido a este último podría duplicarse.

7. Baterías externas

Son una excelente opción para agregar un extra de carga en caso de que tu smartphone ya esté durando pocas horas al día cargado, o simplemente para tener un “salvavidas” en el bolsillo, por lo que pueda pasar.
La primera vez que buscas información para comprar un Power Bank puede ser que te encuentres muy perdido/a, ya que los aspectos a tener en cuenta no son de conocimiento popular, como los mAh de carga y los amperios que necesita cada dispositivo (tablets, smartphones, etc.), porque si no puede que caigas en comprar una barata que no sirva para tu móvil.

A modo de consejos generales, os diremos que lo primordial es saber los miliamperios de carga que necesitan los dispositivos que vamos a usar con la batería externa (si es más de uno, deberemos sumarlos) y comprar una que los supere, por ejemplo, si nuestro móvil necesita 3000 mAh, deberemos comprar una batería de 4.000 mAh, y si tenemos dos móviles de 3.000 mAh, entonces necesitaremos una de más de 6.000 mAh, para buscar siempre un máximo rendimiento y durabilidad. No todas disponen de carga rápida, de modo que este es otro detalle a tener en cuenta.

El tema de las baterías externas o los Power Bank es muy extenso y nos daría para escribir otra entrada especializada solo en este tema. ¿Os interesaría? Dejadlo en comentarios y os leemos 🙂

En Nexo queremos que tus baterías de móviles te duren el máximo tiempo posible funcionando al 100% de su capacidad, y estaremos encantados de atenderte si tienes cualquier duda o problema. Entra en nexo.es y no te pierdas nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.